MIS RECUERDOS


Quiero contarles que estar alejado de mi ciudad natal, hace que con cada palabra o cada situación, se agolpen en mi memoria un muchos recuerdos. No van a estar ordenados cronológicamente pero son recuerdos al fin. Esto sumado a los años que tengo me permite traer a la memoria un sinúmero de lugares que recorrí en mi infancia y que muchos de los adolescentes de hoy no han conocido. Voy a tratar de enumerar comercios o casas de mi época de juventud y si olvido algunos, como seguramente ocurrirá pido disculpas y espero me lo recuerden en el libro de visitas.
Algo más, las fotos que acompañan esta nota son mías y tan viejas como los recuerdos.

*Caminando, por ejemplo por la calle Mitre, recuerdo frente a la Iglesia, la veterinaria de Molinari y donde hoy se encuentra el edificio municipal, era un terreno baldío donde los chicos podían jugar a la pelota. En el lugar que está el canal de TV se encontraba el comercio Casa Barreiro y en esa misma cuadra se podía ir a bailar a la Masitería de Gomez, luego fué la Cueva de Isidoro, la relojería de Rafasquino -antes habia sido de Barbosa-; a la Peluquería de Franco, a la Confitería de Moyano -donde paraban los colectivos de Sans- y otros. Y en la esquina donde se encuentra la tienda La Reina, supo haber una casa de remates de quien no recuerdo el apellido (creo le decian rengo Rodriguez).

*En la esquina frentea la casa de remates estaba la tienda La Imperial de Amado, luego la Casa Rempel (que era una librería), despues Casa Calarco, la tienda de Maseda, y Casa Nica (música), la Mercedes Benz, la peluquería de Scellato y la Tienda de Sosa y Faliba. Siguiendo por esa vereda al cruzar la calle supo estar La Ganadera, luego la Gomeria de Patti y la sastrería de Montero. Desde allí hasta la tienda de Marti no puedo recordar nada, pero se que en la esquina estaba Ñaró. Al cruzar la calle estaba Grandes Tiendas Galver, el Club Viamonte y el corralón de la Coop. Rural.

*En la cuadra siguiente hubo una bicicletería, que creo era de Bugallo y Castellani; la Chevrolet y más adelante la casa y el taller chapista de .....? (ud. se acuerda?), siguiendo nos encontrábamos con Casa Campana, Casa Alberti,el taller de Marsol, el taller de pintura de Alvarez y ya no recuerdo más nada hasta el taller chapista de Drunday. Volviendo por la vereda de enfrente solo recuerdo la Escuela Nº 2 y mas allá el negocio de Molinari.

*Seguido de Molinari, recuerdo la casa de Los Villa y la esquina de Mariño (librería) y su red de altavoses TITAN, enfrente: el bazar de Guzman Sanz, la Telefónica, Casa Beatriz (la merceria de Maseda) y la Farmacia de Fontana. Cruzando la calle supo haber una confitería que luego fué depósito de Casa Bontempi; luego seguía la libreria y art. del hogar Casa Bontempi, la Unión Agrícola Ganadera y el Banco Nación; El hotel de la Flia. Centeno con su entrada para los vehículos, la zapatería de Flexas, una verdulería que fué de Suracci y Tienda El Gaucho (donde hoy es Flamingo).

*Si hablo de Calle Coliqueo puedo recordar el viejo salón del Club Atco. River Plate donde una vez fué a actuar Pedrito Rico y donde supo haber boxeo, luego una cancha de Basquet del mismo club y la Farmacia de Maffeo. La esquina siguiente donde era la casa de Leguizamón supo estar la Carniceria de Coria-luego se trasladó a la calle Alem- y por calle Italia la Zapatería-arreglos- de Jorge Carranza. Continuando por calle Coliqueo estaba un pequeño taller de Sciortino y en la esquina la Calesita de Giorsi, enfrente el prado Italiano que ocupaba toda la manzana y que de chico supe ver en su escenario grandes orquestas tipicas. En la calle siguiente era todo un baldío donde paraban los grandes circos y yo era el caramelero y allí tambien se solía jugar al fútbol entre equipos del barrio y tambien tenía sus grandes tablas el carpintero Flexas.

Cruzando la calle estaba la actual Casa Cambareri donde también trabajé y de allí el boliche de Quintana, enfrente Tienda Anchimalién, la carpintería del "flaco" Martinez y la Carnicería de "Filú", luego la panadería de Lorio y en la otra esquina la casa del "Yayo" Roldán ¿se acuerdan del cantor? ¿Que la hermana trabajaba en el Registro Civil si mal no recuerdo?. En la cuadra siguiente estaba don Angel Guidozzolo y frente a él la herrería de Galdona. Ya más adelante la memoria no me permite recordar bién, solo puedo nombrar la peluquería de aquel personaje grandote -el gringo Tony- que tenía un Renault Gordini y que falleció atropellado por el tren. Junto a su peluquería el taller de Torrén, más adelante la panadería y fábrica de fideos de Adamini donde trabajé con gente como "Pepe" de la Plaza, el Lungo Diez y Mosconi, quienes también se ocupaban de poner ciellorrasos de yeso.

Siguiendo por esa vereda estaba el almacén de Rognoni -el cartero- papá del doctor. Volviendo por la vereda de enfrente recuerdo la casa de Marfil donde compraban pollos, lechones y donde luego Alfredo Marfil comenzó a reparar radios. La tienda de Sasarini, la casa del "gordo" Perri que hacía publicidad callejera y sonido en los bailes (Yo iba a ayudarle junto a "Lumumba"). Otro lugar donde se comercializaba con la gente del campo era el negocio de Avilés, luego un gran baldío y mas allá el boliche de Charán, la Cancha de Pelota Paleta y la esquina de Nazarico, en la próxima calle estaba la tienda de Giordano, luego la Panadería La Estrella -de García- y en esa esquina el kiosco de las chicas de Basallo, mas allá la Carnicería de Caito Benitez y el taller mecánico de Ramón Lizzi, luego lo que fué la carpinteria de Flexas -años más tarde una fábrica de muebles - y en la esquina mi casa.

Continuaba el almacen de Llarías y la barraca de Gomez, en la próxima esquina la bicicletería de Molina y la Mueblería del "Vasco" Tresols; la casa de un conocido de mi familia el "Chonga" Ferrari cuya madre me crió al nacer ya que mi madre al dar a luz estuvo muy enferma. En la esquina supo tener un comercio el Sr. Llona y ya en la próxima calle solo recuerdo la vieja tienda de Scopelliti y Curto y en ese mismo lugar el Banco Bragado, donde más tarde estuviera Patti y Iaquinta y en la esquina de Coliqueo y San Martín supo estar la Agencia Peugeot de una gente de Junin de apellido Parola, en ella trabajé algún tiempo.

Si hablo de la calle Manuela Molina solo recuerdo el Banco Provincia, las piezas del Hotel Centeno, luego de la tienda ya mencionada (Sosa y Faliba), la entrada al taller de la Mercedes Benz, la Tienda del "Zorro" Gomez y volviendo por la vereda de enfrente Casa Sbergamo, la heladería de Amante y en la esquina un taller que fue también de Sciortino donde preparaban los cochecitos -catangas- que corrían en la vieja cancha de Juventud y en ese lugar luego fue la John Deere de Derita.

Tomemos ahora la Avenida San Martín, comencemos donde hoy está la Escuela Técnica rodeada de nuevos barrios, allí se encontraba la feria de Bibiloni -despues de Forte y Mendizabal-. Avanzamos y a dos cuadras recordamos que estaba el almacen y bar de Elgarresta (anteriormente de Montali y Gorrini), enfrente estuvo Radiadores Fantini. Sigamos avanzando y... llegando a la vía estaba el desarmadero de Gomez, luego lugar de baile -La Lonja-. Cruzamos la vía... teníamos almacén y bar de Enrique Carpi (Hoy Avilés). Más adelante nos encontrábamos con el Bar Descouit y cancha de pelota a paleta, enfrente el almacen de Luis Carpi, hermano del anterior mencionado.

Seguimos adelante y tenemos la panadería de Rafael Alonso (Hoy de Villa), la cuadra de enfrente comenzaba con el negocio de máquinas agrícolas de Los Bartoletti (hoy Banfi), a continuación el almacén de ramos generales de La Paloma (luego El Rey del Bife), después el consultorio del Dr. Perez (padre) y cerraba la cuadra el viejo hotel y frente a este la Shell que era de Prieto (hoy Basile) y frente a esta un kiosco de madera que fué de Azpiroz, también estuvo allí la biblioteca y el zaguán de la casa de Magliano, donde al pasar se podía ver una hermosa pintura sobre sus paredes.

Seguimos avanzando y donde se halla el Museo de Arte e Historia, antes supo ser la Municipalidad, a continuación el Cine Español, la caramelería de Sixto Giacomotti, el sastre "NIÑO" Gonzalez y la librería de Pedrini finalizaba la cuadra.Cruzamos la calle, está el Club Social, más adelante, estaba Casa Bibiloni (luego Forte-Mendizabal y hoy Veterinaria Adamini) y la YPF... en la cuadra siguiente encontrábamos el consultorio del Dr. Heubert, al cruzar hallamos el club River, luego la sastrería (ud se acuerda de quien?) y Casa Roitman (muebles -de Groessman-).Cruzamos la calle y encontramos casa Sastre...

En la cuadra siguiente los recuerdos nos traen a la mente a Tintorería Marti. Más adelante lo de Alfredo Dominguez (art. de Construcción) y en la misma cuadra al final estaba Clínica Viamonte. A la cuadra siguiente de Club Alsina había un taller chapista que era de...(no recuerdo el apellido y Ud?).

Volviendo sobre la mano contraria, frente a Alsina estaba la estación de servicio de Mora (antes vivia el taxista Marano),siguiendo por esa vereda de la avenida San Martín y hacia el centro, estaba la cancha de basquet de Club Juventud Unida -donde un día cantara Palito Ortega- y luego la casa de remates de Carmelo Cotroneo. En la cuadra siguiente estaban Gino y Carlitos Dicapua con la verdulería, ya nombramos la Coop. Agropecuaria y el taller de Odelli,estaba Radio Esperanza -la primer radio abierta de Los Toldos AM y FM de mi propiedad-, También el banco de Chivilcoy.

También tengo recuerdos que se encuentran dispersos, sin continuidad ni en espacio ni tiempo, por eso se los voy a ir dando así, como si fueran apuntes... ¿Le parece?... Entre esos recuerdos les voy a mencionar...
* En la esquina de Lettieri e Italia supo estar el Correo y haciendo cruz con éste, la tienda de De La Torre.
* Frente a la Comisaría se encontraba el Dr. Sosa (Dentista) que curaba el dolor de muelas con los sapos que iba a buscar a mi casa y frente al Doctor se encontraba la Sodería y Cervecería Martinez.
* De la Comisaria a unos metros de Irigoyen y sobre Italia se hallaba la herrería de Gelo Delbó y frente a ésta el restaurant del "Flaco" Carranza.

* En Calles Uruguay e Italia tuvo casa de remate el Negro Goubland y enfrente se encontraba el Concesionario Ford por aquellas épocas (Zapateiro Hnos), que antes estaba en frente a la plaza donde hoy está heladería Mario. Originariamente se fundó la Ford en donde hoy es Mapuche. Pero tambien debemos recordar que en esa misma esquina estuvo la Cooperativa Agropecuaria.
* Sobre calle Italia y a dos cuadras de la Ford, hallabamos el taller de Serreite.
* Volviendo a la intersección de Uruguay e Italia se ubicaba Casa Sciortino. Al final de esta cuadra y sobre Uruguay estaba la Tapicería de Picca y tambien se hallaba el taller de electricidad de Arturo J. Arauz y al lado Baterías El Vasquito.

* Nos vamos a Calle Alsina: mis recuerdos me llevan a la esquina de Alsina y Tapera de Díaz: el Viejo Almacén de Tartaglini. Enfrente la fábrica de heladeras y televisores de Mario y Horacio Banfi marca BANHEL.
* A una cuadra -en otra de las esquinas- estaba la Barraca de Peñalba y frente a ésta, la casa de los Zamudio y al lado la Bicicletería de Rago. Haciendo cruz con los Zamudio estaba el taller de Biscaizaqui.
* Donde hoy está la panadería de Kathrein (antes socio con Domagala), estaba la Panadería de Salomón. En la otra esquina estaba Casa Salcines y Cia. , la casa de pensión y boliche de Becharas Rouco (Turco Elias) y el almacén de Vicente Aruej y al lado de éste por calle Lettieri, la peluquería de Pagella, el negocio de Suracci y el taller mecánico de Rusconi.

* Siguiendo por Alsina nos encontramos con la IKA, la carnicería de Desillo -despues fue de Musso-
* Pasando la Calle Coliqueo estaba la Peluquería de la Sra. Ferrari y más adelante a mitad de la cuadra siguiente se hallaba la verdulería y almacén de Micucho Dicapua. Luego, pasando lo que es hoy el vivero de Pedrito Giromini, se encontraba el Sr. Giuvinazzo quien fabricaba herraduras.
* En la intersección de Urquiza y Tapera de Díaz estaba la carnicería de Mazziñani.
* En calle Urquiza -recuerdo- que en su intersección con 6 de Agosto estaba el almacén de Lolo Negrete donde festejábamos San Juan y San Pedro con los chicos del barrio con la fogata más grande de Los Toldos.
* Siguiendo por la misma calle y entre Irigoyen y Coliqueo estaba el Boliche de Gorga y frente a éste el Galpón de la curtiembre de Gómez.

* De la Calle Tapera de Díaz no tengo muchos recuerdos, solo llegan a mi memoria por ejemplo: la casa de planchado de las hermanas Sandoval, el almacén de Doña Marta Benito, la Panadería de Lorio, el Almacén de Mosconi, el taller de costura de Sara Morel, madre de Nora -la enfermera- y al lado mi casa -donde viví hasta los 8 años-; la casa de planchado de las hermanas Sandoval y también recuerdo la carnicería de Trigo y de Melcom el gomero.

*Recuerdo en calle 6 de Agosto y pegado a la bicicletría de Rago, la tintorería de (¿cómo era el apellido?) Negro Veliz (gracias Daniel), luego la casa de Prado-su hijo es Dr- y enfrente la pollería de Derita, luego el comercio de Cattania, la carniceria de Giovanoni, el viejo boliche de Catalano, la casa de costura de Mansilla, el taller de Idone y también recuerdo en esa calle la tienda de Cañizal.
Olvidé mencionar la Gomería de Mario y les comento que recibí un mail de Hugo Greco, compañero de grado en la Escuela Nº 7 y me recordó que él trabajaba ahí.
Ya en calle Belgrano estaba la lechería de Castilla, El Mundo Plástico (donde despúes tuvo el kiosco "Kela" Sbergamo), y más adelante supo estar Molina con la bicicletería y en la esquina la carnicería de Coria. También frente a esa esquina supo haber un almacén que no recuerdo de quien era, y haciendo cruz,la panadería de López, luego Toledo y más tarde Carballeda.

* Al cruzar la vía estaba el paisano Iglesias Altube, la carpintería de Garrigós y la peluquería de Tito Franco.
* Sobre la calle Avellaneda puedo recordar el viejo prado Español donde se hacian bailes y se presentaron Martín Karadagián y sus luchadores y se realizaron varios espectaculos de boxeo; la casa funeraria de Legizamón; el almacén de Rodriguez; la casa del Dr. Faya; la tienda de Galiana; el taller y venta de tractores de Bruno; la Cooperativa Rural; el viejo telégrafo; la casa de fotos de Martinez; el taller de electricidad de Bartoletti; el viejo Mercado Municipal -donde trabajé junto al Negro Sosa-; la partera Basile, el Club Cuerpo Físico, el periódico El Municipio; la mosaiqueria de Cutrone y el taller de Borguetti.

* Recuerdo la biblioteca y Canefa en aquel tiempo -hoy Senasa- frente a la casa del Dr. García (padre), donde trabajé con Hugo Frega y también en mi memoria está una panadería, casi llegando a la plaza de la estación, estoy hablando de calle Dorrego, donde estaba también el Materno Infantil, la Colchonería de Ponzio; el Corralón Formariz Hnos, la Retacería de Dominguez.
* Recuerdo el taller del Bicharraco Martinez, donde pasé largas horas mirando como arreglaban el coche de carrera y allí muy cerca la carnicería de Sanz.
* Recuerdo la vieja cancha de River y la cancha de Juventud Unida... la casa de Torres Vila, evoco a Cucharoni caminando las calles de Los Toldos y tirando las monedas que le daban, lo hacía frente a la fábrica de aceite... ¿recuerda Ud. a Juanchulo; a Luchito en la heladeria de Amante y a Biassi el "mondonguero"?.

* La publicidad callejera la hacía Don Franco en aquel auto cuadrado y las chatas, tiradas por cuatro o seis caballos, transitaban por la calle Coliqueo -de tierra-, llevando las bolsas de cereal al ferrocarril. llega a mi mente la Confitería de Bustillo, el viejo Jardín de Infantes frente a lo de Bruno -donde aprendí a compartir mucho tiempo con otros chicos-; frente a la plaza estaba la pensión de Venturini; y parece que viera llegar en el tren a don Canizo y Cambareri trayendo las comisiones de Bs. As.

* Me acuerdo de la heladería del "NONO" Martínez; la florería de Villa y el viejo Aero Club junto a la laguna de Cotta;no olvido los bailes de Cuneo y Vega; los cines manejados por los hnos. Iribarren y pasando las películas Nichelson, luego Espejo y como acomodadores Alfuso y yo. En la boletería supo estar a quien ya recordé, el "Chonga" Ferrari.
* Los taxistas se ubicaban frente a la plaza: Gonzalez, Marano, Bonafine, Castro, Moreno, Alfuso, Maizén, Placere, Agallano y otros.
* Recuerdo el comienzo de Teatro Independiente El Grillo, con su creador Garrido y que ensayaban al lado de la fábrica de hielo de Monti -donde luego fuera el taller mecánico del "Negro" Ipolitti... ah... me acuerdo también de los lecheros Negro Benito con su carro y Pueyo.

* A mi memoria llega la imágen de Molina el Quesero; el Almacén de Formariz; la peluquería de "Peluca", la Mosaiquería Murillo; el Restaurant de Bilotta; la tienda de Pedro Giromini; la de Depablo; la Herrería de Lorenzo; el kiosco de Llaría en la esquina de Coop. Rural y a una cuadra de allí el bar de Murillo, también recuerdo sobre calle Alem, el almacén de Miranda.
Se escapó a mi memoria en primer momento sobre calle Alem un comercio de respuestos del automotor que seguro todos recuerdan ya que su dueño siempre tenía la solución ante la falta del repuesto justo, es ni mas ni menos que Casa Martina.

* ¿Cómo no recordar la vieja Ucina con sus grandes motores y sus poleas gigantes?
* Recuerdo también el boliche de Zanassi, la panadería de Gomez; Casa Mateo; la relojería de Maggio
* Mi memoria evoca al Padre Benito Kauffman con el rifle de aire comprimido matando las palomas del campanario y no olvido su respuesta cuando le preguntabamos ¿por qué?: - "Están ensuciando la casa de Dios" nos decía.

Gracias a quienes escriben en la página se siguen sumando los recuerdos y por ejemplo me hablan de la vineria de Martinez allí frente a la escuela 3 y como no recordarla si en la mesa de mi casa, como en la de tantos otros a la hora del almuerzo o la cena no faltaba el vino EL TOLDITO. También me nombran a Fernandez y nadie se puede olvidar del colectivo que nos llevo tantas veces a la tribu o en el dia de los difuntos hacia su recorrido al cementerio, y esto me obliga a recordar otro colectivo que en esas fechas recorria la ciudad y era el de Pelizza.

* Es imborrable para mí... mi padre manejando el viejo Chevrolet negro de la Polícia.

Cuando releo lo escrito, pienso que me estoy poniendo viejo... son tantos los recuerdos... y aún muchos más van apareciendo una vez que hube terminado esta página. Por eso los iré escribiendo y luego les contaré. Es mi idea que todo quede escrito por si algún día "el alemán" se viene a vivir conmigo...
Y para los más jóvenes que por ahí no conocieron lo que cuento, les pido que les pregunten a sus padres o abuelos, ellos seguro que sabrán que contarles, porque creo que a través de mis recuerdos se habrán refrescado los de ellos. Es bueno recordar el pasado de nuestro querido Los Toldos... Hasta pronto...

VOLVER